© 2016 Charolais Banner

PROTOTIPO DE LA RAZA

CHARBRAY EN MEXICO

Prologo

 

El propósito de redactar un patrón de la raza no es con el fin  de dejar como absoluta regla lo que se describe, sino más bien una guía con parámetros óptimos utilizables para cualesquier raza de ganado bovino con excepción de las especificas de la raza.

 

La mayoría de las razas bovinas puras en el mundo tuvieron en su principio una base común,  que atreves de los años y por particularidades propias de diferentes regiones del globo terráqueo, sus criadores fueron mezclando diferentes opciones que proliferaron conformando así  las diferentes  razas como hoy en día las conocemos. Esto es un concepto muy personal sin conocimiento de su veracidad basado solamente en la lectura de los orígenes de diferentes razas de ganado bovino coincidiendo en algún tipo de mezclas  hasta llegar a lo que denominaron como raza.  A muy grandes rasgos, y convencido de este concepto, fue como surgieron las diferentes  razas puras de ganado bovino en el mundo. Enfatizando  que la gran cantidad de generaciones que han pasado sobre estas razas es lo que  las han perfeccionado.

Bajo este punto de vista me enfoco  al patrón de la raza  Charbray en México. Con evidencias de su  existencia en México desde los años 40 en libros de registros donde aparece la palabra Charbray,  como le llamaron a los  resultados de cruzamientos que surgieron  por la introducción de la raza Charolesa a México, con las razas cebú existente en el país. No fue  formalmente establecida como raza en nuestro país  hasta el  año de 1995 donde se tiene el registro genealógico  almacenado en la base de datos de la Asociación CCBHM  del primer ejemplar con registro de pureza  Charbray (5/8 Charolais, 3/8 Cebú). Raza que escasamente cuenta  con veintidós  años de existencia, apenas produciendo, en promedio de la raza, animales de segunda generación. Comparada con las razas que la componen que cuentan ya con un buen número de generaciones de existencia lo cual ha permitido establecer su progenie con casi inexistentes  variaciones de su patrón racial.

 

 Consecuentemente el futuro de la raza Charbray en México  simplemente se está encaminando y este primer ensayo marca su trayectoria inicial  faltando  aun por recorrer muchas generaciones, dejando para la habilidad de sus futuros criadores perfeccionar el  prototipo  final, y este patrón de la raza aquí presentado sin duda alguna será modificado conforme se determinen finalmente las características de la raza Charbray en México que permita producir progenie con casi inexistentes variaciones de su patrón racial. 

Apariencia General


En su apariencia general son animales que demuestren características fenotípicas de ambas razas que la conforman, charoláis 5/8 y cebú 3/8, sin que sobresalga ninguna de ellas en su apreciación visual. Un animal Charbray, en su apariencia general, se caracteriza principalmente en lo siguiente: la pigmentación de sus mucosas siendo desde rosa hasta  obscuras,  sus pezuñas desde rayadas obscuras hasta negras, las orejas en terminación de punta y sin crecimiento excesivo de pelo dentro de ellas, presencia de pequeña giba en las hembras, piel suelta con formación de ombligo y papada sin exceso. En ocasiones todas estas evidencias fenotípicas se dan en un ejemplar, si no, cuando menos una de estas debe ser evidente.

Altura

 

La altura, tanto en las hembras como en los machos, debe prevalecer  un balance  entre su altura  a la cadera y el largo de su cuerpo siendo esta correlación muy semejante. Es aceptable una   variación de esta correlación sin llegar a ser significativa.

Temperamento.

 

Animales dóciles al manejo son los más deseados. Eliminando  animales agresivos o extremadamente nerviosos como aquellos que no responden favorablemente al manejo.

Cabeza
 

Tamaño y longitud media con armonía y balance proporcional al tamaño del cuerpo y su edad, principalmente mostrando masculinidad en el macho y feminidad en la hembra. Prescindiendo de animales con cabeza tosca, larga sin balance y armonía en proporción a su tamaño y edad o que no manifieste el sexo del animal que la porta.

 

Perfil

 

Los perfiles aceptados para la raza son los rectos y cóncavos.

 

Frente – Testuz

 

La frente o testuz debe tener armonía con el resto de su cabeza. Que sea visible en el macho pelo recortado, áspero y grueso. En la hembra  pelo mas largo, dócil y mostrando un pequeño fleco. Desechando  animales con una frente sin armonía a su cabeza o mostrando condiciones inversas a lo antes descrito.

Morro
 

Característica que ayuda a definir patrón racial, específicamente por su pigmentación. El morro debe ser de forma rectangular, siempre húmedo, con ollares amplios y buena pigmentación,  desde un color  rosado, rosa obscuro, con pecas, rojizo, ahumado a negro. La tendencia de la coloración del morro como característica de la raza, es de un color con tinte, siendo el color negro lo más deseable.  Se descartan animales sin pigmentación (albinos), o con malformación del morro.

Color
 

Característica que ayuda a definir patrón racial. Los colores de la capa (pelaje)  en la raza van desde un blanco hasta un rojo sólido, aceptable  manchas de los mismos colores antes mencionados sin llegar a ser dominantes. Los gateados o rayados preferentemente son permisibles los que están compuestos por dos colores. Descartando los rayados o gateados  compuestos por tres colores,  los de color negro y con manchas grandes de color negro. Los colores que tienden a definir el patrón racial son los blanco a gris claro o los pajizos a naranja.

Parpados
 

La pigmentación del parpado debe concordar al resto del color de sus mucosas, que van desde un rosado, rosa obscuro, rojizo, ahumado a negro. La tendencia como patrón racial en la coloración de los parpados, es de un color obscuro, siendo el color negro  lo más deseable.  Desechando los que carezcan de pigmentación (albinos).

Orejas
 

Parte del cuerpo que ayuda a definir patrón racial. Animales portando orejas con terminación en punta o ligeramente redondeadas, de un tamaño  armónico a  su cabeza y cuerpo, perpendiculares o ligeramente caídas, es característico como patrón racial.  La tendencia para la raza es de un perfil estructural de  oreja con terminación en punta, perpendicular, de tamaño armónico a su cabeza,  asemejándose más  en tamaño a la oreja que porta la raza europea que la compone. Por la aportación de la raza Cebú, las orejas  no están cubierta con pelo largo y denso, como se aprecia en la raza europea, sino más bien recortado y denso cubriéndolas exteriormente y dejando entrever piel limpia  interiormente como se aprecia en el  cebú.

Cuernos
 

Son permisibles animales con cuerno, descornados y melones.

Parte del cuerpo que ayuda a definir patrón racial. Animales portando orejas con terminación en punta o ligeramente redondeadas, de un tamaño  armónico a  su cabeza y cuerpo, perpendiculares o ligeramente caídas, es característico como patrón racial.  La tendencia para la raza es de un perfil estructural de  oreja con terminación en punta, perpendicular, de tamaño armónico a su cabeza,  asemejándose más  en tamaño a la oreja que porta la raza europea que la compone. Por la aportación de la raza Cebú, las orejas  no están cubierta con pelo largo y denso, como se aprecia en la raza europea, sino más bien recortado y denso cubriéndolas exteriormente y dejando entrever piel limpia  interiormente como se aprecia en el  cebú.

Boca
 

Son deseados animales con una apertura amplia, labios firmes y mandíbula fuerte,, animales con problema de paladar hendido, labio leporino, prognatismo y agnatismo, son malformaciones no deseadas para la raza.

Cuello
 

El cuello, tanto de la hembra como el del macho, debe mantener un balance con el resto de su cuerpo. El largo del cuello, en apreciación lateral para la hembra, debe ser en longitud muy cerca a la mitad del largo de su cuerpo y en el macho, ligeramente menor que la mitad del largo de su cuerpo. La hembra puede portar una pequeña giba visible en la cresta del cuello sin ser prominente o musculosa, la unión del cuello con la caja torácica debe ser suave, armónica y  rasante. En el macho debe mostrar una fuerte y prominente protuberancia o morrillo en la cresta del cuello cubierto de pelo grueso y áspero, con una unión rasante y armónica a la caja torácica. Cuellos demasiado largos o cortos, hembra con  giba excesiva  en la cresta del cuello o macho con falta de protuberancia o morrillo son características no deseadas como patrón racial.

Hombros
 

En el macho, gruesos bien definidos, sin protuberancias frente a su caja torácica igual el ancho de hombros que al ancho de cadera, formando un rectángulo en su apreciación superior. En la hembra, líneas suaves, sin musculatura pronunciada y menos ancho que su cadera, formando un triangulo en su apreciación superior. Igualmente en ambos casos se busca que las paletas estén niveladas con el lomo  (línea dorsal), rotando ligeramente por encima de la misma.  Hombros exagerados, o muy descarnados con paletas levantadas por encima del lomo,  son características no deseadas.

Lomos-Dorso
 

El lomo, tanto en la hembra como en el macho deben ser rectos y anchos. El macho con un  lomo más anchos y atlético que el de la hembra. La línea dorsal para ambos sexos debe estar paralela con relación al suelo. En apreciación lateral debe notarse que el lomo y la línea ventral en el macho forman una especie de rectángulo, mientras que en la hembra debe apreciarse una especie de triangulo.  Animales con lomos pandos (lordosis), arqueados (xsifosis),  desviados (escolosis)  o que su columna vertebral sobre pasa el lomo (línea dorsal), son defectos estructurales que deben ser eludidos para el patrón racial.

Capacidad Torácica
 

La capacidad o amplitud torácica para la raza debe ser profunda y amplia, con costillas bien separadas, largas y anchas, con buen arqueamiento intercostal, donde la circunferencia torácica debe ser igual o mayor que el largo total del animal. Animales con una caja torácica angosta, no profunda, con una circunferencia torácica inferior al largo total de su cuerpo, con costillas poco arqueadas, cortas y con espacios intercostales cerrados son defectos estructurales  no deseados  para el patrón racial.

Flancos
 

Flancos amplios y bien llenos de carne características buscadas para la raza.  La hembra el cincho trasero, o circunferencia del flanco, debe ser mayor que el torácico o su largo total. En el macho el cincho trasero debe ser igual  que el torácico o su largo total. Cincho trasero menor al cincho delantero o al largo total, tanto en hembras como en machos  son características no deseadas para la raza.

Cadera
 

Parte del cuerpo del animal que debe ser  amplia, con buena separación de coxales e isquion, continuación recta del lomo, con una inclinación suave e inserción armónica de la cola. En la hembra la cadera debe denotar feminidad, esto siendo que es ancha y profunda, que sea más ancha que larga, que su anchura sobrepase  el ancho de sus hombros. Esta proporción forma un triangulo al apreciar al animal de un plano tanto superior como lateral. En el macho el ancho de cadera debe ser igual que el largo de la misma, de igual forma el ancho de cadera igual que al ancho de hombros. Esta proporción  forma un rectángulo al apreciar el animal en un plano tanto superior como lateral. Para las hembras, no son características deseadas para la raza,  cadera estrecha y poco profunda, corta o inclinada. En los machos, con cadera estrecha y poco profunda o excesivamente más ancha  que sus hombros y con  escasa cobertura  de masa muscular.

Miembros Anteriores
 

Para el buen desplazamiento de los animales de la raza deben tener buenos aplomos con  ranillas fuertes donde al apreciarlos de frente, la separación de cada pezuña marca el punto de referencia para trazar unas líneas verticales con dirección al hombro, dando la apariencia que ambas líneas nunca se unirán en ninguna de sus puntas. En apreciación lateral de esta línea debe  estar perpendicularmente con relación a su línea dorsal. No son beneficiosos para la raza, animales con deficiencias estructurales en sus miembros anteriores, donde la separación frontal de las líneas no sea paralela o en la vista lateral, la línea vertical con relación a la línea dorsal no sea perpendicular.

Miembros Posteriores

Para el buen desplazamiento de los animales de la raza deben tener buenos aplomos con  ranillas fuertes donde al apreciarlos posterior, la separación de cada pezuña marca el punto de referencia para trazar unas líneas verticales con dirección hacia la punta de la nalga, dando la apariencia que ambas líneas nunca se unirán en ninguna de sus puntas. En apreciación lateral  esta línea debe  estar perpendicularmente con relación a su línea dorsal, rosando  la nalga y la punta del corvejón, figurando un pequeño triángulo rectángulo con relación a la punta del corvejón el suelo y  la pezuña. Animales con defectos estructurales en sus miembros posteriores  donde las líneas  trazadas en su parte trasera no estén paralelas o no se aprecie un pequeño triangulo entre la punta del corvejón, el suelo y la pesuña, no son deseados para la raza.

Pezuñas
 

Como características propias de la raza las pezuñas  deben tener buena conformación,  que estén en proporcióan a sus miembros anteriores y posteriores, con dedos bien redondeados de textura fuerte y lisa, con buena separación interdigital. Observando que el macho porta una pezuña tosca y redonda en comparación a la de la hembra que es fina y aguda. Su color desde un café dorado hasta un negro. La tendencia como patrón racial son pezuñas de color obscuro prefiriendo las de color negro.

Ubres y Pezones
 

Órgano  especifico de la hembra prefiriendo para la raza una ubre bien formada, lisa y calva en apariencia (sin pelo, esta condición debe continuar hasta la vulva), con ligamentos de soporte bien arraigados en la parte alta de entre las piernas,  con cuatro segmentos uniformes bien definidos, con cuatro pezones uniformes, delgados, apuntando hacia abajo y de entre unos 4 a 6 cm de largo. La ubre, en su apreciación lateral, debe fundirse al vientre. No deseando para la raza,  animales  con ubres malformadas o irregulares, con pelo visible, ligamentos de soporte pobres, segmentos irregulares,  pezones largos y gruesos apuntando hacia un lado o al frente, ubres denotando, en su apreciación lateral, una ¨V¨ invertida, inclinadas y con pezones apuntando hacia el frente.

Vulva
 

Parte del órgano especifico de la hembra que se añade en la ayuda para la definición de patrón racial por su pigmentación. Como aspectos deseables para la raza; es una vulva de tamaño acorde a su edad y cuerpo, lisa sin pelo, con pliegues bien definidos, con una implantación casi vertical y  pigmentación acorde a sus mucosas, que van desde un rosado, rosado obscuro, rojizo, ahumado y negro. La tendencia como patrón racial es una coloración obscura prefiriendo el color negro.

Tipo de Pelo
 

El pelo de la raza debe ser liso y recortado cubriendo la piel, sedoso o grasoso al tacto y con brillo visible. Pelo largo, ondulado o rizado  cubriendo la piel, sin brillo y extremadamente áspero y seco, son pelajes no deseados para la raza

.

 

Piel
 

La piel de la raza en una que debe tener algo de pigmentación, suelta, flexible y suave. Como tendencia de patrón racial se desean animales con una pigmentación obscura. Piel que no denote pigmentación  (albinos), no es característica deseada para la raza.

Ombligo
 

Manifestación física heredada del Cebú que distingue a la raza con su presencia ayudando a definir patrón racial. Como rasgo fenotípico para la raza, es un ombligo visible acorde a su edad y tamaño,  sin llegar a ser colgante, acompañándolo una corbata suelta en armonía de tamaño. Como parámetro para la raza, ombligo excesivamente colgante, herniado o que en el  macho su ombligo sobrepase el orificio del prepucio, son manifestaciones no deseadas como patrón racial.

Prepucio y Mucosa
 

Partes externas del órgano reproductor del  macho, donde los aspectos deseados para la raza son animales con un prepucio recortado, siendo permisible suelto, sin llegar a ser excesivamente colgante, de tamaño moderado que no exceda la línea del corvejón, que este en balance con su edad y cuerpo, con buena inclinación,  (45 grados), con un orificio apuntando hacia el frente y una mucosa con buena capacidad retráctil. Prepucios extremadamente  colgantes, que estén por debajo de la línea del  corvejón, con mala inclinación,  mayor a los 45 grados, con el orificio apuntando hacia abajo y una mucosa sin capacidad retráctil, son  aspectos exteriores no deseados para la raza.

Saco Escrotal, Testículos
 

Parte del órgano reproductor del macho que debe expresar características  especificas para el patrón racial: buena formación testicular, buena definición testicular en la parte anterior, lisos, calvos, epidídimos visibles en la punta del saco escrotal, tetillas falsas colocadas en el vientre, una buena circunferencia escrotal, acorde a su edad y tamaño, y que el saco escrotal no exceda la línea del corvejón, definiendo así un buen largo testicular. Formación testicular irregular (monorquideo, criptoquidio, hiperplasia, hipoplasia unilateral, bilateral y marcada rotación testicular), sin definición en la parte anterior, con pelo en el escroto, epidídimos no visibles en la punta del saco escrotal, con deficiente circunferencia escrotal, saco escrotal por debajo del de la línea del corvejón, o demasiado pequeño,  son aspectos visibles no deseados para el patrón racial.